Quantcast

Llagas de Verano

Controlar la poblaciĆ³n de moscas en sus establos es la clave para prevenir las llagas de verano.

July 15, 2014

auction

Una condición que mucha gente no asocia con las moscas es la habronemosis, también conocida como llagas de verano, dermatitis granular, llagas de Jack y una gran cantidad de nombres diferentes. Las llagas de verano son el resultado de una compleja asociación entre el caballo, el gusano estomacal y sus huéspedes intermedios, el hogar, la casa y las moscas del establo. Aunque los gusanos estomacales pueden causar inflamación en el revestimiento del estómago, su mayor amenaza es cuando invaden heridas frescas o áreas húmedas en el cuerpo del caballo.

Las señales típicas incluyen lesiones de la piel que no sanan, úlceras, una picazón intensa y la formación de tejido de granulación exuberante (carnosidad). Las áreas más comunes para las llagas de verano son en cualquier lugar que se produzca una herida. Pero también pueden desarrollarse en áreas húmedas del cuerpo tales como el prepucio, la parte de abajo del abdomen, las esquinas de los ojos o en las márgenes de los labios, porque esas son áreas donde las moscas comúnmente se alimentan.

En el ciclo normal del gusano estomacal, las moscas adquieren las larvas del gusano estomacal en el estiércol del caballo, en la paja vieja donde duerme el caballo, en alimentación podrida, etc., y las depositan cerca de la boca del caballo. El caballo ingiere las larvas que viajan al estómago y, en aproximadamente dos meses, maduran y se convierten en gusanos adultos que por lo general causan muy poco daño al caballo. Los gusanos adultos paren huevecillos, los cuales son transmitidos a través del estiércol del caballo. Las moscas recogen las larvas eclosionadas y el ciclo comienza de nuevo una vez más. 

El problema ocurre cuando la larva de los gusanos estomacales es depositada por moscas, ya sea de la casa, del establo o de la cara del caballo, las cuales se alimentan de las heridas frescas o en las áreas húmedas. Las larvas no pueden madurar en gusanos adultos, así que migran alrededor de la herida del caballo, causando inflamación local y una comezón intensa. El resultado es que el caballo comienza a mascar la lesión y comienza a desarrollarse la carnosidad, resultando en una lesión que no sana, que puede durar años y empeora con el tiempo.

Las llagas de verano tienen un aspecto grasoso con un líquido-teñido de sangre que drena de ellas y a menudo contienen un material de color amarillo o blanco con aspecto de arroz calcificado. Las llagas de verano se presentan más comúnmente en la primavera y en el verano, coincidiendo con la actividad de las moscas. Si se dejan sin tratamiento, las lesiones usualmente suelen disminuir durante los meses de invierno y aparentan estar sanando únicamente para brotar una vez más durante la primavera.

El tratamiento de las llagas de verano es a menudo difícil y puede requerir de una serie de enfoques. En lesiones pequeñas, la desparasitación del caballo con una pasta para desparasitar, ya sea de ivermectina o moxidectina, matará las larvas del gusano y le permitirá a la llaga a sanar. Los antiparasitarios que no contienen ninguno de estos dos ingredientes activos no darán un resultado eficaz.

En casos más graves, en los que se ha formado una significativa cantidad de carnosidad, podría tener que ser removida quirúrgicamente antes de poder iniciar el tratamiento. Luego, la desparasitación con uno de los productos mencionados debe hacerse junto con la aplicación tópica de una mezcla de glucocorticosteroide y DMSO aplicada directamente en la lesión para reducir la inflamación y la comezón. También puede ser necesario envolver la lesión si esta ocurrió en las patas del caballo a fin de proteger las heridas y evitar que el caballo las masque.

Los antibióticos y los corticosteroides también pueden ser dados oralmente o inyectados en el caso de lesiones graves. En muchos casos, la crioterapia (congelamiento de la lesión con líquido nitrógeno) suele ser beneficiosa.

El control de las moscas es esencial  para evitar que larvas adicionales de gusanos estomacales entren en las lesiones. Aquí tienen algunos consejos para controlar las moscas:

  • Quite el estiércol, el exceso de alimentos, la paja mojada y otros materiales por lo menos dos veces a la semana para evitar las áreas de crianza y la eclosión de las larvas de moscas (gusanos).
  • Los montones de abono deben ser administrados correctamente para maximizar la producción del calor que matará la incubación de las larvas de las moscas.
  • Utilice las avispas parasitarias como agentes de control biológico para las moscas de casa y de establos.
  • Todos los insecticidas, trampas y carnadas de moscas, aerosoles residuales para moscas en las instalaciones, máscaras de prevención contra moscas y repelentes son beneficiosos.
  • Alimente sus caballos con  reguladores del crecimiento de insectos. Los reguladores pasan a través del tracto intestinal del caballo e interfieren con el crecimiento y el desarrollo de las larvas de los gusanos que se encuentran en el estiércol del caballo.