Quantcast

Oscar Solís Lozoya

El señor de los corridos de caballos.

By Por Luis Prieto Zamudio
June 17, 2013

Por Andrea Caudill

Durante el mes de agosto del 2012 estuvo de visita en México, el Sr. Oscar Solís Lozoya. En su agenda hizo un espacio para compartir su trayectoria personal y musical a través de estas páginas, con quienes están relacionados con una de sus fuentes de inspiración: Los caballos, muy especialmente de carreras. Como compositor e intérprete de corridos al “estilo banda” ha ganada reconocimiento creciente entre el publico. Actualmente tiene su propio sello nombrado “Solos Musical” y su “Banda Magistral”, nombre con el que honra al de su lugar de origen: Magistral del Oro, un pueblito minero ubicado en el Municipio de Santa María del Oro, al noroeste del Estado de Durango.

Origen y Comienzo

Hijo de Don Ramón Solís y Doña Elvira Lozoya, Oscar tuvo una infancia típica de los niños del medio rural, combinando la formación escolar primaria con las actividades agrícolas, especialmente con el cultivo de maíz y frijol, además de probar suerte en los arroyuelos buscando pepitas de oro. En la cabecera municipal continuó la secundaria y clases de comercio. Su inquietud orientó su brújula hacia la Ciudad de México, cuando tenía solo 15 años de edad. “Ahí di mis primeros pasos para aprender a tocar la guitarra y a escribir partes de canciones; en las fiestas y reuniones familiares me gustaba entonar algunas”, recuerda con cierta nostalgia, ya que estos fueron los inicios de lo que décadas después seria su profesión.

Tras un año de estancia en el Distrito Federal, no se adapto al estilo de vida citadino y regresó al hogar paterno, que ahora estaba en el pueblo de Las Nieves, Municipio de Ocampo, Durango. “Ahí conocí a Arnoldo Rivera, con quien compartía mi afición artística; por las tardes nos juntábamos a componer temas musicales”, comenta. A los 17 años se va a los Estados Unidos. Después de superar muchas dificultades llega a Denver City, Texas. “Ahí me integre como vocalista y compositor de un grupo de música tejana por 10 meses, aproximadamente, pero por desconocimiento no registre legalmente los temas y se perdieron”.

Sirviendo a los Campesinos Duranguenses


Tras ese intento fallido volvió a su estado natal. La difícil situación económica se impuso sobre los afanes artísticos que hubieron de esperar mejor momento. A los 20 años aceptó un empleo en la actual Secretaría de la Reforma Agraria. Como líder campesino encabezó la gestión exitosa de importantes asuntos para la región norte de Durango, lo que le valió un ascenso a Jefe de Área, primero en los Municipios de Tepehuanes, San Bernardo y Guanacevi, y un año después en la zona forestal de Santiago Papasquiaro y varios Municipios de la Región Serrana. Su principal logro fue impulsar la participación organizada de campesinos a programas de desarrollo rural.

Repentinamente renunció a la SRA para iniciar el primer negocio de Pasturas y Forrajes en la Región Norte de Durango, el cual tampoco dio los resultados esperados y decide irse otra vez al “otro lado”, en busca de nuevas y mejores oportunidades.

El regreso a los Estados Unidos y su encuentro con el Grupo Laberinto

“Después de explorar Kansas y California, seguí hasta Denver, Colorado, donde encontré oportunidad de negocio en la compra venta de autos usados, cuya promoción realizaba montado en mi caballo. Esto llamo la atención de mucha gente que me empezó a buscar para grabar comerciales”, comenta emocionado nuestro distinguido relator.  

Logra espacio de una hora en un programa radial nombrado “Las canciones de mi pueblo”, interpretando corridos de caballos, lo que marcó el inicio de su desarrollo profesional en este género. “Fue en ese programa donde presenté algunas de mis composiciones al Grupo Laberinto; escogieron el tema La Dama, lo grabaron y pronto colocó entre los primeros cinco más gustados de ese grupo musical”.

La Dama fue quien abrió la puerta hacia el famoso grupo musical oriundo de Ciudad Obregón, Sonora. En su siguiente álbum la inspiración de Oscar Solís estuvo presente en el corrido el famoso Cadete, que se coloco de inmediato en el primer lugar de popularidad, sitio que tuvo que ceder al salir la nueva producción con los corridos dedicados al Tapete y La Rubí, El Cuaco de Namiquipa, Nueve Caballos y El Quema Tierras. El Prieto de Tres Coronas, vino después junto con los temas rancheros Quién Eres Tú y Si es Secreto mi Amor, también éxitos con Laberinto.  

Así, Oscar Solís se convierte en compositor predilecto de ese grupo,  con el que hace una mezcla muy agradable al público, por su original estilo para escribir corridos y canciones.

“En mi archivo personal tengo canciones inéditas que poco a poco iré dando a conocer. Le menciono algunas de las agrupaciones que han grabado mis temas además del Grupo Laberinto; Conjunto Atardecer, Banda La Mentira, Banda Lagunera, Conjunto Agua Azul, Autoridad de La Sierra, Mazizo Musical, Conjunto Encuentro San Luis, Aliados de La Sierra, Grupo Pirámide, Conjunto Río Grande, Grupo Extenso, Caudales del Norte, Linderos del Norte. Banda Bonita, Grupo Contrapeso y Norteños de Ojinaga”.

Oscar Solís, También Intérprete


Nuestro biografiado ha incursionado como intérprete de temas de su autoría plasmados en dos discos. Uno, al estilo norteño, que lleva por título “Mis canciones y corridos”, y otro al estilo banda con 16 “Corridos finos”.

“Don Luis, mi sueno es escribir un corrido de caballos a cada Estado de la Republica Mexicana, para que se escuche en todos los carriles, pistas, tastes o hipódromos, que la gente los cante y que nuestros hijos continúen con esta bella tradición mexicana”.

“Mientras las cuadras y sus caballos sigan ganando carreras, seguiré haciendo corridos, con la voluntad de Dios”.  

“Aprovecho para agradecer a todos mis paisanos en México y Estados Unidos, por el entusiasta y creciente apoyo que han dado a mi trabajo, lo cual comprobé en esta visita. Eso me llena de satisfacción y me compromete a mantener y cuando sea posible – mejorar su calidad. Muchas gracias y que Dios los bendiga”.